50 sombras de Gris

No. Ya te lo digo de entrada. No vengo a hablar de la súpermegahípermás taquillera película de los últimos meses. Ni la he visto ni me interesa. Ni me he leído los libros ni me interesan. Yo soy más de otro tipo de pelis y libros eróticos. ¿Qué le vamos a hacer? Cada uno con sus gustos, ¿o no? Pues eso. Nunca he sido de extremos. Ni blanco ni negro. Más bien aplico una escala de grises en mi vida que algunas veces se acercan a los extremos y otras pasean por el miedo medio. Creo que es la mejor opción para no volverte loca por ese hombre que no te llama pero quieres que te llame, para ese vestido que no te encaja pero quieres que te cierre o para ese trabajo que no gusta pero al menos da dinero. Sin embargo, últimamente el gris ha pasado a mi cabeza de forma no ya de comportamiento, sino de color para las cosas materiales. Es mi nueva obsesión. Las posibles combinaciones con gris en ropa, complementos o decoración. Me gusta la frialdad que transmite, la tranquilidad e incluso el orden.

decoracion-de-dormitorios-en-rosa-y-gris-01-480x467 descarga images

La ropa ya es otro asunto pero la verdad es que yo este año lo utilizo mucho en sudaderas, vaqueros, jerseys e incluso faldas. Definitivamente, me tiene enloquecida.

image1xl
Vestido de Asos
IMG_0430
Falda de Primark. Temporada otoño/invierno.
IMG_0431
Rebeca con motivos marineros. Primark.
56397172_3_normal
Cardigan gris de Dorothy Perkins.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s