Bajitos no, gracias

Tengo un problema. No soporto a los chicos más bajitos que yo. Yo que soy una mujerona (como dicen en mi pueblo), mujer grande, mujer doble, curvy girl o como quieras llamarlo no puedo con los tíos que miden menos de 1,71. Yo mido eso y si me llegan por el hombro es que no, es que ya no los respeto.

peeke

Mira que mi madre es bajita pero eso es otro asunto. A las madres se les ama por encima de todo pero a los tíos, al posible padre de tus hijos, no. Últimamente estoy en esto de las app para ligar. Constantemente me veo comparada con Oona Chaplin en la gran serie Dates. Ella tan sofisticada, tan guapa, tan sumamente delgada, tan hija de puta porque no se puede tener esa elegancia en el cuerpo me cautivó en esa temporada magestuosa de la serie británica. Pues bien. Yo pienso a veces que soy como ella, que quiero tener dates a tutiplén sólo que su cuerpo huesudo lo sustituyo por mi talla XL y con mucho gusto.

oona_chaplin_es_la_protagonista_de_la_serie_britanica_dates_9530_622x466

Hace días conocí a un chico en una app. Todo parecía muy normal. Escribía más de dos frases seguidas con sus puntos y sus comas, ponía signos de interrogación y exclamación al principio y al final de cada frase, mantenía conversaciones amenas y escapaba del qué tal o en qué trabajas… Todo muy rauro. Me da por mirar su perfil, sus fotos y todo cuadraba. Pensé: me gusta este chico, voy a darle un poco de jarilla. Ahí que se lo cuento a mi compañero de piso y entre pregunta y pregunta, me dice: cuánto mide? Contesto: pone que 1,74. Responde con bastante seguridad: si pone eso no llega a 1,70. En ese momento, pensé que no tenía razón. “Anda ya!!! ya verás que no”.

Ains. Más de un ai told yu me ha dicho en los tres años que vivimos juntos pero no pensaba que en esto llevaría razón también. Pues nada, anoche salí de mi momentonerviosnopuedoquedarconalguienquenoconozco y allá que me fui a un bar con este chico. “Estoy en la barra”, me escribió. Llegué hecha un mar de nervios y él, muy amable, me tenía guardado un taburete para que me sentara a su lado. Me senté, me bebí dos cervezas, hablamos durante unas horas, nos reímos, coqueteamos y todo lo normal de una primera cita. Incluso, el yo te invito, no pagues. Yo, por supuesto, me dejé hacer, que me invitara. Pagó y se levantó. Madre mía. Como diría Belén Esteban: Ay dios míooooooooooooooooooooo. Se puso de pie y perdió todo el encanto. Ese hombre no llega al 1,70. Ya lo decía mi amigo pero no, no pensaba que llevaba razón, y sí, JODER, lo tengo que reconocer pero, one more time, es un ai told yu como un camión de grande.

Anuncios

2 comentarios en “Bajitos no, gracias

  1. Jajajja!!
    Que bien lo he pasado leyéndote.
    Divertida y deliciosa anécdota.
    Soy más bajito que tu… Pero yo si pongo mi bajura en el perfil.
    Además, no me gustan las tetonas. Me resulta incomodo.
    Lo bueno de los blog es que todo eso da igual. Aquí lo importante es que la lectura provoque buenos ratos y compartamos inquietudes.
    Me gusta tu blog.
    Mil besitos desde aquí abajo.

    1. jajajjaja. Muchas gracias por tu comentario. Como suelen decir, para gustos colores. Y menos mal porque así el mundo está lleno de posibles parejas.
      Me ha gustado mucho también tu blog. Gracias por visitar el mío. Espero que sigamos divirtiéndonos mutuamente con la lectura 😉
      Un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s