Girls = Boy

Esta semana he aparcado mi Tinder Life porque estoy aburrida de tanta conversación inoperante. Una pone todo el esfuerzo y de diez tíos con los que hablas, te salen rana nueve. Sí, queda uno con la cabeza sobre los hombros y listo para escribir tres frases seguidas, pero me canso, me aburro y me refugio en la ficción. Así que tengo nuevo chico en mi pantalla (no del móvil sino del ordenador). Girls is back y con esto: Adaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaam

Madre mía. Soy de las que consumen series y capítulos como me gustaría consumir bocadillos de jamón. Lo segundo no lo hago más que nada porque la celulitis podría explotar en mi cara pero lo primero lo disfruto. Atracones de capítulos sin protección, sin cortes publicitarios que me enfaden. Yo sola me entrego, sin medida, al placer de otro mundo en el que otros construyen una realidad con sus luces y sus sombras. Y así, el viernes pasado me zampé los dos primeros capítulos de la nueva temporada de Girls. Paso de hablar de los desnudos y el photoshop de Hannah. No escribo aquí para hablar de sandeces. No me interesa. Me encanta ella, su cuerpo, su cara, pero sobre todo su inteligencia. Una chica que con 29 años es guionista y directora de una serie de la HBO sólo  puede ser admirada. Yo lo hago.

Girls es una serie coral. Es cierto que se articula en torno a la vida de Hannah pero sus amigas también comparten protagonismo. Enfrente de ellas, ya hay construido un cielo de personajes masculinos entre los que destaca, sin duda, Adam Sackler (Adam Douglas Driver de nombre real). Adam. Ay Adam. Lubrico cada vez que sale en pantalla. Durante once meses al año consigo olvidarlo con otros actores, pero cuando lo vi de nuevo el viernes me dije: nena, aquí está el machomen del mes.

Adam es de esos tíos feos y grandes que enamoran hasta las trancas. Sus hechuras son de otro tiempo. Alto, musculoso, un tanto desgarbado, cintura estrecha, piernas potentes, manos amplias y brazos de locomotora. Todo eso se me mete en la mente cada vez que sale en pantalla y eclipsa la escena, envuelve el capítulo. Comenzó siendo el novio de la protagonista (muy largarta ella) y nos regaló escenas de desnudos memorables. Sin embargo, Adam no se ha quedado en eso. Es un personaje que ha evolucionado con los capítulos y esta temporada promete. En el primer capítulo empezó fuerte y seguro que dará más de sí. Yo, por si acaso, no me pienso perder ni uno. Soy fiel en la vida real y en la pantalla de Girls.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s