Día 5.

Peso: mañana es el GRAN día. Si no he perdido nada, será culpa de la báscula. #hedicho

Fuerzas: con ganas pero con muuuuuuuuuuuuucha hambre.

Ejercicio: si para de llover, algún día podré retomarlo.

Motivo: “Anda de perfil que así se te verá menos la barriga”.

Tal frase la escuché hace unos cuatro años y salió de la boca de mi madre. Sí, ella es muy fuertA. Ya no me coge por sorpresa. Desde esas noches de Duerme de lado que así te crecerá menos la barriga, ahora venía con algo nuevo. Ella pretendía que andara de perfil por la calle para que se me viera menos la barriga. What´s???? Manos a la cabeza, ojos en blanco, resoplo de nariz y boca. Ella y sus cosas. Ella y su obsesión por el (mi) cuerpo. No sé por qué vino eso. Justo ese día estrenaba un traje de flamenca en coral y beig que me había hecho. Sí, ella es costurera y se sabe de memoria las medidas de mi body. Me vestí, me estaba haciendo fotos en mi casa y me lo dijo tal cual. En ese momento, sólo pensé: ¿cómo se puede andar de perfil? ¿tendré que poner a toda la gente en fila india para pasear por la Feria de Abril y así conseguir caminar de lado? Por supuesto no le hice caso. Todavía me quedan algunas neuronas. Por descontado queda que esa noche me bebí todo el rebujito de las casetas. Mi barriga daba igual. Total, el líquido no engorda, ¿o sí lo hacía?

Día 2.

Peso: el mismo que hace dos días.

Fuerzas: a tope de power.

Ejercicio: está por llegar.

Motivo: “No bebas tanta agua que engorda”.

Los mitos en torno al agua siempre fueron muchos. Que si engorda, que si adelgaza, que si retienes líquidos, que si eliminas líquido… ¿En qué quedamos? No entiendo nada. ¿Se puede beber o hay que hacer voto de sequía? Una médico nutricionista me obligaba a beber dos vasos de agua antes de cada comida. Otro, en cambio, quería que midiera todo el líquido que bebía a lo largo del día. Límite: dos litros. Incluía, por supuesto, sopas, leche, zumos. Cualquier líquido debía ser medido. Todos sabemos que el agua es el mejor acompañante para una dieta o para la vida en general. Si no existiera, ¿qué haríamos? ¿Diríamos que la culpa de retener líquido es de los riñones? O es que tal vez son los riñones quienes convierten el agua en grasa… Modo ironía ON. You know. No se puede con tantos motivos para estar estresados frente a un simple vaso de agua. ¡Qué sed!